• Alas para el Cambio

El poder de elegir

Carmen Ortiz.


Vivimos tiempos oscuros, tiempos de violencia desmedida hacia las niñas y hacia las mujeres, tal vez desde hace muchos años los hemos vivido, pero la exposición mediática nos lo ha hecho mas evidente a últimas fechas.


Hoy día es imposible pasar por alto que hay una crisis humanitaria en México, crisis que se está expresando con feminicidios, abusos, secuestros, trata y violaciones que recaen principalmente en la población femenina de nuestro país.


La Organización de Naciones Unidas (ONU) califica todo lo anterior como un fracaso de la sociedad y tendríamos, idealmente, que preguntarnos qué estamos haciendo para fracasar tan estrepitosamente, para que las mujeres sean quemadas con ácido, descarnadas, violadas, mutiladas, vendidas y desaparecidas a veces desde que son bebés que apenas usan pañales.


Muchas de las agresiones se generan desde casa, con los esposos, tíos, padres, padrastros, abuelos, hermanos; lamentablemente México es un país con una ideología machista que ha enseñado a muchos varones que tienen poder de uso, goce y disfrute de las mujeres cercanas mediante la fuerza, pero también hay familias que enseñan el respeto y la equidad, porque seamos claros, la concepción de justicia y de respeto por los derechos humanos se genera desde casa, desde los orígenes de la crianza y para ello tenemos que conformar buenas familias, saber elegir a nuestras parejas, particularmente a la pareja con la que vamos a vivir o a tener hijos.


Las telenovelas, las canciones y las películas románticas nos plantean escenarios idílicos de parejas que se aman para toda la vida y que mantienen la llama del amor prendida por siempre, sin embargo la realidad es que hay que trabajar mucho por tener una relación de pareja sana, una que no nos mienta, que no nos minimice, que nos apoye en diversos momentos, una pareja que no nos maltrate que no atente contra nuestra salud física y mental, porque a partir de la pareja, en toda su diversidad de géneros, surge la familia que también es diversa y de ahí la sociedad, esa sociedad que se está desmoronando porque tiene una grave crisis de identidad con respecto al papel de lo femenino en nuestra realidad.


Nosotras tenemos una gran responsabilidad social cuando elegimos junto a quien vamos a vivir, cuando elegimos qué vamos a generar con esa unión. Somos dadoras

de vida y no solo hablo de las madres sino de las que generamos ideas, proyectos y trabajo en diversos rubros que mueven a toda la sociedad, y por ello tenemos que estar atentas y decidir muy bien, con conciencia plena junto a quien vamos a compartirnos, no se trata de buscar al más guapo, al más rico, al más poderoso o al más simpático sino de encontrar quien te respeta, quien te impulsa, quien te mira como su igual y eso va a ser el mejor principio de todo lo que pueda venir. Estamos en crisis social, es hora de actuar eligiendo con conciencia, el amor no es ciego, el amor es el poder de elegir lo que te haga bien a ti, hoy y siempre.



Síguenos

  • Facebook icono social
  • Twitter

​© 2020 espacio creado para el Indesol