top of page

El peritaje psicosocial y su importancia en casos de mujeres víctimas de violencia

Texto: Psicóloga Araceli Martínez Ortiz


El peritaje psicosocial en casos de mujeres víctimas de violencia de pareja es una evaluación realizada por profesionales capacitados en psicología y trabajo social, cuyo propósito es analizar y documentar los aspectos psicológicos y sociales relacionados con una situación de violencia de género. Este tipo de peritaje se utiliza en el contexto legal y judicial para proporcionar información objetiva y experta que puede ser relevante en casos de denuncia de violencia de pareja.

En este artículo, exploraremos su importancia en casos de violencia de pareja y su papel en la identificación y tratamiento de las víctimas y los agresores.


Evaluación Integral

El peritaje psicosocial emerge como una herramienta crucial para comprender las secuelas psicológicas de la violencia en las mujeres víctimas. Ofrece una visión profunda de la complejidad del trauma experimentado. Este enfoque no solo busca comprender, sino también guiar intervenciones más efectivas y empáticas; implica una evaluación integral que aborda tanto los aspectos emocionales como sociales y médicos de las personas involucradas. Esta evaluación tiene tres componentes principales:


1. Evaluación Psicológica: La evaluación psicológica tiene como objetivo determinar si la víctima sufre de trastornos emocionales como la depresión o la ansiedad. Esta parte del peritaje ayuda a identificar el impacto psicológico de la violencia y permite diseñar un plan de tratamiento adecuado.

2. Evaluación Social: La evaluación social es esencial para identificar si la víctima está siendo aislada o controlada por su pareja. Este aspecto se enfoca en comprender las dinámicas de poder y control en la relación, lo que puede ayudar a establecer medidas de protección adecuadas.

3. Evaluación Médica: La evaluación médica contribuye a determinar si la víctima ha sufrido lesiones físicas como resultado de la violencia. También es crucial para documentar las pruebas físicas de abuso, lo que puede ser fundamental en un proceso legal.


Estableciendo el nexo causal

Un aspecto crucial del peritaje psicosocial es establecer el nexo causal entre la situación de violencia y el daño psicológico. Esto se logra utilizando criterios específicos, como el etiológico, topográfico, cronológico, cuantitativo y de continuidad sintomática. Estos criterios ayudan a comprender la relación entre el abuso y las consecuencias psicológicas en la víctima.


Trauma psicosocial en relaciones de pareja

Desde una perspectiva de trauma psicosocial, la violencia en relaciones de pareja se considera un conjunto de síntomas y trastornos psicológicos que se desarrollan como resultado del abuso y la violencia en una relación. Estos traumas pueden incluir ansiedad, depresión, trastornos de estrés postraumático y problemas de autoestima. Además, la violencia puede tener un impacto en la capacidad de la víctima para confiar en los demás y afectar su vida en general.


Para abordar estos traumas, es fundamental proporcionar a las víctimas un apoyo integral, que incluye terapia individual y de pareja, grupos de apoyo y programas de intervención temprana. La comprensión del trauma psicosocial en relaciones de pareja es esencial para brindar un tratamiento adecuado y prevenir futuros casos de violencia.


La Importancia de la red de apoyo

La red de apoyo desempeña un papel fundamental en la recuperación y reconstrucción de vidas marcadas por el dolor y la angustia. Es esencial destacar su importancia y promover un entorno de apoyo para las víctimas de violencia en las relaciones de pareja.


Creación de Redes de Apoyo

La creación de redes de apoyo es esencial para ayudar a las víctimas a recuperarse y reconstruir sus vidas. Estas redes pueden incluir servicios de asesoramiento, refugios de emergencia, asistencia legal y recursos comunitarios. Al proporcionar un entorno seguro y comprensivo, las víctimas pueden recibir el apoyo necesario para superar el trauma y tomar decisiones informadas sobre su futuro.

Dentro de los beneficios que puede tener una red de apoyo se encuentran:

  • Apoyo emocional

  • Consejos y orientación

  • Compartir recursos

  • Conexiones sociales

  • Mejorar la autoestima

  • Establecer objetivos

  • Aprender a buscar a personas afines y mantenerse en contacto con ellas

Lo anterior, señala un proceso organizado, pero por lo regular pocas personas planean el contar con una red de apoyo ya que no reconoce el vivir violencia en su relación de pareja, por lo cual es importante poder replantear el papel de las redes de apoyo que no utilizan un formato institucional con la finalidad de hacer más eficiente el proceso de transición de las mujeres por lo que se sugiere:

  1. Implementar una palabra clave para activarla, en caso de necesitar ayuda,

  2. Establecer mecanismos para salvaguardar su ubicación,

  3. Tener conocimiento sobre las instancias de prevención y atención que existen para solicitar apoyo y respaldo en caso de requerir hacer una denuncia, solicitar una orden de restricción o bien trasladar a una casa de emergencia o refugio,

  4. Establecer acuerdos sobre la convivencia, tiempo de estancia con la finalidad de evitar incomodidades o malentendidos,

  5. Aprender a escuchar sin criticar, cuestionar, juzgar, minimizar, interrumpir ya que debido al momento que vive la mujer requiere ser tratada con empatía y respeto para tomar su tiempo,

  6. Conocer las causas y consecuencias de la violencia en las relaciones de pareja, así como el funcionamiento del círculo de la violencia,

  7. Contar con un directorio de centros de atención especializada en acompañamiento psicológico para mujeres que viven situaciones de violencia en las relaciones de pareja,

  8. Encontrar el momento indicado para fomentar el empoderamiento económico,

  9. Fortalecer la confianza, mantener una interacción, así como favorecer el respeto y apoyo mutuo.

Conclusiones

La violencia en las relaciones de pareja es un problema persistente que afecta a mujeres de todas las edades y trasfondos. El trauma psicosocial resultante de esta violencia es complejo y profundo. Abordar este problema requiere un enfoque multidisciplinario que incluya apoyo emocional, asistencia legal y servicios de salud mental. Todos debemos trabajar juntos para crear conciencia, fomentar la empatía y tomar medidas en múltiples frentes para combatir la violencia en las relaciones de pareja y ayudar a las víctimas a recuperarse y reconstruir sus vidas.

204 visualizaciones0 comentarios
bottom of page