top of page

De peleas a paz: Cómo resolver conflictos laborales sin tirar el escritorio por la ventana

Los conflictos laborales son una realidad en cualquier entorno de trabajo, ya sea en pequeñas empresas o grandes corporaciones. Estos pueden surgir por diversas razones, tales como diferencias en la comunicación, percepciones diferentes acerca de los objetivos y metas, falta de claridad en las expectativas o diferencias culturales, entre otras.


Aunque es posible resolver muchos conflictos de manera pacífica, a menudo existen obstáculos que dificultan su resolución. Uno de los obstáculos más comunes es la falta de comunicación efectiva, ya que la comunicación deficiente puede llevar a malentendidos y a una escalada del conflicto. También puede ser difícil abordar conflictos cuando las emociones están altas y las partes involucradas no pueden mantener la calma y el enfoque.


Otro obstáculo es la falta de empatía y comprensión de la perspectiva de la otra parte. Cuando las partes no pueden ver el punto de vista de la otra, es difícil encontrar soluciones que satisfagan a ambas. Además, puede haber un desequilibrio de poder entre las partes, lo que dificulta la negociación de una solución mutuamente satisfactoria.


La falta de habilidades y herramientas para la resolución pacífica de conflictos también puede ser un obstáculo. A menudo, los trabajadores, las y los compañeros de trabajo, el jefe o la jefa o quienes ocupan un puesto de autoridad o mando, no están capacitados en las habilidades necesarias para resolver conflictos de manera efectiva, lo que puede dificultar la resolución pacífica.


Es importante abordar estos obstáculos para lograr una resolución pacífica y efectiva.


A continuación, se presentará un caso hipotético de un conflicto laboral entre un jefe de equipo y un colaborador, y se discutirán los métodos de resolución pacífica de conflictos que podrían utilizarse para resolver el problema.


El caso hipotético

Juan es un jefe de departamento en una empresa y tiene un colaborador llamado Carlos que no ha logrado cumplir con las metas mensuales establecidas en su trabajo. Integrantes del equipo han reclamado a Carlos sobre su bajo rendimiento, pero no ha habido mejoría. Juan se siente frustrado y preocupado por la situación, ya que la falta de cumplimiento de Carlos está afectando a la productividad y eficiencia del departamento.


¿Qué pueden hacer Juan y Carlos?


La comunicación no violenta (CNV) es un método de resolución pacífica de conflictos que se enfoca en la comunicación efectiva y en la empatía. Fue desarrollado por el psicólogo Marshall B. Rosenberg y se basa en la idea de que la mayoría de los conflictos se deben a una falta de comunicación efectiva y a la incapacidad de entender y empatizar con los demás.


La CNV se divide en cuatro componentes básicos:


Observación: este componente se refiere a la descripción de los hechos objetivos que se están viendo o escuchando. Es importante que la observación sea imparcial y no se agreguen juicios de valor.


Sentimientos: este componente se refiere a cómo se siente la persona en relación a lo que está observando. Es importante ser honesto y auténtico acerca de los sentimientos para permitir una mayor comprensión y empatía.


Necesidades: este componente se refiere a las necesidades que se tienen en relación a la situación. Es importante identificar y expresar las necesidades de manera clara y específica.


Petición: este componente se refiere a la solicitud de una acción específica para satisfacer las necesidades identificadas. Es importante que la petición sea clara y específica.


En el caso hipotético presentado anteriormente, la CNV puede ayudar a Juan y a Carlos a resolver el conflicto de manera efectiva. Por ejemplo, Juan puede utilizar la CNV para comunicarse con Carlos de la siguiente manera:


"Carlos, he notado que has estado incumpliendo con las metas mensuales establecidas en el departamento. Me preocupa que esto esté afectando la eficiencia y la productividad del equipo, lo que podría repercutir en los resultados finales. Quiero saber cómo te sientes al respecto y cuáles son tus necesidades en relación a tu desempeño en el trabajo. ¿Podrías ayudarme a entender esto mejor?"

En lugar de criticar a Carlos por su bajo rendimiento, Juan utiliza la CNV para hacer una observación imparcial, expresar sus sentimientos y necesidades y hacer una petición clara. Esto permite que Carlos se sienta escuchado y entendido, lo que podría mejorar la comunicación y la confianza entre ambos.


La CNV también puede ayudar a reducir la tensión emocional en situaciones conflictivas, ya que se enfoca en la empatía y el respeto mutuo, así las personas pueden comunicarse de manera más efectiva y encontrar soluciones mutuamente beneficiosas.


Aunque los conflictos laborales son una realidad en cualquier entorno de trabajo, es posible resolverlos de manera pacífica a través de:


El diálogo: Permite que ambas partes se comuniquen y expresen sus preocupaciones y puntos de vista. En el caso de Juan y Carlos, una conversación sincera y abierta ayudó a identificar las causas subyacentes del bajo rendimiento de Carlos y a encontrar soluciones efectivas.


La negociación: es una técnica que implica que ambas partes lleguen a un acuerdo mutuo. En este caso, Juan y Carlos pueden negociar una nueva definición de las metas mensuales, estableciendo objetivos más realistas y alcanzables para Carlos.


La mediación: Es un proceso en el que una tercera persona imparcial ayuda a las partes a llegar a un acuerdo. En este caso, Juan y Carlos también podrían haber buscado la ayuda de un mediador para llegar a una solución efectiva.


El arbitraje: Es un proceso en el que una tercera persona imparcial escucha los argumentos de ambas partes y toma una decisión vinculante. En el caso de Juan y Carlos, podrían haber recurrido a un árbitro para tomar una decisión sobre cómo abordar el bajo rendimiento de Carlos.


Resolución del conflicto

Finalmente, Juan decidió utilizar una combinación de los métodos anteriores para resolver el conflicto con Carlos. Primero, tuvo una conversación sincera con él para entender mejor sus preocupaciones y las razones detrás de su bajo rendimiento. A partir de allí, negociaron una nueva definición de las metas mensuales, que eran más alcanzables para Carlos. Además, buscaron la ayuda de un mediador externo para asegurarse de que estaban tomando la mejor decisión posible.


Conclusión

En el ámbito laboral, los conflictos pueden ser inevitables, pero la forma en que se abordan puede marcar una gran diferencia en el éxito y la eficacia del espacio de trabajo. Al utilizar técnicas de resolución pacífica de conflictos, como la comunicación no violenta y la mediación, las personas que forman parte de una empresa o negocio o colaboran en una institución, pueden trabajar de manera conjunta para encontrar soluciones mutuamente beneficiosas que promuevan la colaboración y la productividad.


Sin embargo, para alcanzar una solución pacífica, es importante reconocer y superar los obstáculos comunes que impiden una resolución efectiva. Con la formación y la práctica en habilidades de comunicación efectiva y la empatía, los conflictos laborales pueden resolverse de manera satisfactoria, lo que puede conducir a un ambiente de trabajo más armonioso y productivo. Al final del día, la resolución pacífica de conflictos no solo beneficia a las partes involucradas, sino que también puede tener un impacto positivo en el lugar de trabajo en su conjunto.

1032 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

תגובות


bottom of page